Vino con su banda de gira a México; lo asaltaron y “picaron” rumbo al concierto

Vino con su banda de gira a México; lo asaltaron y “picaron” rumbo al concierto

8 julio, 2019 Desactivado Por Andrés Solis




 




La delincuencia es algo que vivimos día con día en este país, tanto así que desafortunamente ya forma parte de nuestras vidas. Y sí, es una completa falta de respeto que ya ni siquiera nos podamos sentir seguros caminando por las calles de nuestra ciudad, sea la hora que sea, sea la zona o ciudad que sea.

El día 7 de julio la banda estadounidense EYEHATEGOD tenía programado un concierto en el Foro Independencia de Guadalajara. Según informes, la banda tenía ya todo el día en la ciudad y se la pasaron paseando por la ciudad. Para la noche, el baterista decidió ir caminando hacia el foro, ya que quedaba relativamente cerca, sin importar que la organización del evento los transportaría hacia el lugar.

Lamentablemente a unas cuadras del Foro Independencia, más concretamente, en el cruce de las calles Ramón Corona y Leandro Valle ubicado en la zona centro de Guadalajara, Aaron Hill fue víctima de la delincuencia cuando fue interceptado por un grupo de cuatro maleantes que lo despojaron de sus pertenencias y por si no fuera poco lo lesionaron con un arma blanca en el costado izquierdo de su abdomen.

Afortunadamente el músico se encuentra estable y fuera de peligro debido al eficaz servicio de la Cruz Roja Mexicana, quienes ya lo dieron de alta. Por obvias razones el show fue cancelado.

Ahora bien, sabemos que esto es algo de todos los días, no sólo en Guadalajara, si no en cualquier rincón del país, y es realmente asqueroso la cantidad de crímenes que ocurren a cada minuto, y que la mayoría de éstos no sean tomados en cuenta por las autoridades.



Se sabe de muchísimos personajes en Guadalajara que han sido autores de innumerables asaltos a mano armada pero que a los pocos días salen libres, sin ningún tipo de cargo o repercusión. ¿Entonces de quién es la culpa? Quizá sea por el sistema judicial tan precario, incoherente e incompetente que nos rige actualmente, que parece defender más al acusado que a la víctima.

Es una pena que ni siquiera un extranjero que vino a nuestro país a trabajar, a darnos un show de calidad, pueda caminar tranquilamente por las calles sin ser cruelmente violentado.

Y lo peor es que esto no para aquí. No es el primero ni será el último. Sólo basta con ver las cifras de secuestros, homicidios, feminicidios, extorsiones, asaltos, robos y demás atrocidades que ya hasta para la autoridad supuestamente competente pasan desapercibidas.



No es algo de lo que nos deberíamos estar preocupando. Sin embargo, sucede, y ahora más que nunca debemos ser cuidadosos y cuidarnos entre nosotros. Aunque no depende de nosotros, la seguridad de nuestra propia salud e integridad ahora es muy vulnerable y frágil, así que por favor, toma tus precauciones.