“Los conciertos han sido ejemplares en la aplicación de las medidas de seguridad sanitarias”




Ya han pasado más de 7 meses desde que el último concierto “normal” se llevó acabo en el mundo, de un día a otro la industria musical se detuvo por completo y a la fecha ha reanudado de manera paulatina en diferentes formatos como los streaming, los conciertos con distanciamiento social y los auto conciertos.

En España, Jazmín Beirak Ulanosky, política e investigadora en políticas culturales, ha destacado que los eventos culturales han sido el ejemplo de la aplicación de medidas sanitarias, comparando incluso que en estos eventos se cumplen de mejor manera las reglas de seguridad sanitaria que en el supermercado o el metro.




De igual manera habló de la importancia de las salas de conciertos, salas que contienen años de historia dentro de ellas, refiriéndose a los lugares de España, que en México la situación no cambia y es que existen espacios que han tenido que cerrar debido a la pandemia.

Se refirió a las salas de conciertos como especies en peligro de extinción que necesitan políticas para su conversación y desarrollo a través de ayudas importantes para que puedan seguir existiendo, ya que este sector cultural ha sido de los más golpeados por la pandemia y de los que menos han recibido ayuda.

Ver esta publicación en Instagram

Es urgente que las salas puedan pagar el alquiler, la luz, adaptar los locales, pagar a trabajadores y proveedores o, simplemente, no tener pérdidas. Las de música en vivo no están pudiendo abrir porque es inviable. Muchas se plantean echar el cierre definitivo, y la desaparición de una sala, de un club, de un bar de conciertos, o de un café terminarán por secar el panorama musical de nuestra Comunidad. Poco se habla de las competencias autonómicas en cultura, pero si alguien puede inyectar dinero al sector de modo homogéneo en un territorio es un Gobierno Autonómico. Hay que asumir con firmeza esta responsabilidad y poner en marcha ayudas, no créditos, no avales, sino ayudas directas. De lo contrario, cuando todo esto pase nos encontraremos con un panorama arrasado. Hay salas que llevan cuarenta y cinco años, otras treinta, veinte o quince… y todas son parte de nuestra memoria y de nuestro futuro musical. Lo que se haga hoy marcará el rumbo de las próximas décadas. Hay que salvarlas.

Una publicación compartida por Jazmín Beirak Ulanosky (@jbeirak) el

holasaul
Sí me ves en un concierto, saluda.

TE PUEDE INTERESAR

Advertisment

Instagram

MÁS NOTICIAS

Fleetwood Mac regresa a los charts de popularidad tras 42 años

¿Quién diría que un cholito en patineta tomando jugo de arándano lograría la hazaña?

Oficialmente 2020 se queda sin festivales: Hellow Fest CDMX se pospone para 2021

Era el último festival mexicano en pie pero la situación no ha cambiado en nada

Jack White le regaló una guitarra nueva a músico callejero que fue atacado

Una buena obra de uno los artistas más importantes de las últimas generaciones