Flower Boy: A tres años del mejor álbum de Tyler, The Creator




2017 fue un año importante para la cultura del hip-hop, hablando del apartado del rap, pues además del surgimiento del colectivo BROCKHAMPTON, Kendrick Lamar se volvía a escuchar en todos lados con el magistral DAMN., Drake lanzaba More Life y hasta Playboy Carti hacía su debut.

Pero aún teniendo estos exponentes en la mesa de debate, en julio del mismo año llegó el que muchos (nos incluimos) consideran el mejor álbum de rap de todo el 2017. El 21 de julio llegó el cuarto álbum de estudio de Tyler, The Creator, y aquí lo recordamos tres años después de su lanzamiento. Pero la verdadera pregunta es: ¿realmente Flower Boy es el mejor álbum de Tyler?

Los pasos antecesores a Flower Boy

Antes de ser el aclamado rapero en solitario que ya conocemos, Tyler lideró el extinto y exitoso colectivo de rap/R&B, Odd Future, en el que dio sus primeros pasos en la producción y dirección de videos; quizá te suene el nombre del grupo, pues de allí salieron también nombres como The Internet, Earl Sweatshirt y Frank Ocean.

Tyler siempre había sido acusado por homofóbico, misógino y bastante grosero, pues en sus anteriores trabajos, más específicamente en Goblin (2011), Wolf (2013) y Cherry Bomb (2015) utilizaba rimas contundentes pero hasta de cierto mal gusto, usando el clásico “stupid faggot” para ofender a los homosexuales. Y vaya sorpresa cuando Tyler se declaró homosexual. Pero bueno, la expectación por el nuevo álbum era altísima, pues teniendo como antecesor al flojo y volátil Cherry Bomb todos esperábamos algo un poquito mejor, pero como ya vimos, terminó por volarse la barda.

Por si no lo sabías, en cada álbum Tyler adopta un rol, una personalidad específica que se desenvuelve en todo el disco; ha pasado por ser un sociópata, un bully, el nuevo del barrio y en Flower Boy es un chico homosexual que lucha con las repercusiones que le provocó.

Ahora bien, como te decía, la gran mayoría de sus rimas y líricas estaban bañadas en una misoginia asquerosa, una que te hacía pensar en “bro, ¿estás bien?“. Y más que esto, la atmósfera creada en álbumes como Goblin era bastante trap, pues la voz de Tyler es completamente adepta a este estilo pesado y grotesco. Allí fue cuando Flower Boy pactó la diferencia garrafal de estilos.

Profundizando en la atmósfera




Entrando en materia, Flowey Boy podría ser considerado el álbum más melódico de toda su discografía (sin contar a IGOR [2019], que no había salido), pues aquel trap tosco y “políticamente incorrecto” que lo caracterizó hacía años se iba evaporando, siendo este álbum el punto de inflexión para cambiar radicalmente su sonido. Si bien la gruesa voz seguía siendo presente (y la protagonista) los estilos implementados en todo el disco son abruptamente diversos. Pero te digo, no se despide del todo del estilo, pues la primera parte del álbum, con rolas con Rex Orange County, Kali Uchis, y Frank Ocean te dan la impresión de que las siguientes canciones tendrán la misma estética, pero no es así.

Llegando a la quinta rola, Who Dat Boy, volvemos a sus inicios. De la mano del rey del cloud rap, A$AP Rocky, Tyler vuelve a esa temática grosera e inconforme que alguna vez le trajo problemas, pero ahora en una versión un poco más light. Sencillamente la canción aborda el problema racial que ha estado en boca de todos durante años, el cómo se discrimina a la raza de color de forma irracional, tocando de forma irónica y burlona el abuso policial.

Más que rap

Flower Boy abrió un abanico de posibilidades para el sonido de Tyler, uno que supo aprovechar bien (lo confirmamos en IGOR), pero dar un brinco tan abrupto del clásico hip-hop a estos nuevos estilos a veces no es fácil. Cuando te arraigas a un sonido en específico, a veces es difícil soltarse de él, o siquiera evolucionarlo. Sin embargo, el cambio le sentó bastante bien. La influencia del ya contemporáneo R&B y ciertos rasgos de neo-soul caracterizan esta obra, pues la vibra es más sintética pero a su vez más relajante y amena, volviendo a Flower Boy el disco más accesible si es que no has escuchado o siquiera conectado con los anteriores trabajos del americano.

Además las inclusiones de Kali Uchis, Rex Orange County y su amigo Frank Ocean le dan aún más identidad a este álbum; quizá el máximo ejemplo para mostrar el cambio podrían ser See You Again y Garden Shed. El potencial es enorme, y Tyler sabe ejecutarlo y llevarlo al éxtasis, pero de una manera exquisita, muy natural, nada forzada, como si naciera de sí mismo. Una mezcla homogénea que no sabíamos que necesitábamos hasta que el Flower Boy se volvió parte de nosotros.

Quizá no sea un álbum que a primera escucha te atrape, puesto que sigue estando dentro del avent-garde hablando de hip-hop. El lado bueno es que no es tosco, quizá un poco en la rola con A$AP Rocky o Droppin’ Seeds con Lil Wayne, pero es disfrutable y agradable al oído desde la primera vez que le das play. Si bien la energía que desbordaba Tyler ya no es tan presente como antes, aún hay sus destellos, para eso está I Ain’t Got Time! y hasta November.

¿Pero por qué tanta gente lo considera el mejor álbum de rap del 2017, si en ese mismo año nació el DAMN.? Bueno, pues lo que hace tan mágico a Flower Boy es la naturalidad con la que fue hecho. A veces la mejor manera de crear algo es no hacerlo tan pretencioso, tan experimental, pero sin irse a lo seguro. Estos 46 minutos nos muestran uno de los complejos más grandes de Tyler abordados de una manera limpia y bien cuidada, su sexualidad. Más allá de complejos, menciona diversas situaciones que posiblemente le pasaron relacionadas al rechazo o repudio por su preferencia sexual, algo que lastimosamente se vive a flor de piel.

Sabemos que la homosexualidad es aún un tema tabú dentro de algunos grupos sociales, y no es que por hablar de este tema el disco automático se vuelva vanguardista, si no que la manera de abordar el tópico es lo que lo hace tan cautivador. Cualquiera puede hablar de la homosexualidad, pero no de una forma convincente y empática, y Tyler, The Creator lo logra a la perfección, acompañado de tonalidades e instrumentales dulcecitas a lo largo del maravilloso Flower Boy.

Andrés Solis
Me gusta descubrir constantemente nuevos horizontes musicales

TE PUEDE INTERESAR

Advertisment

Instagram

MÁS NOTICIAS

Kiss despedirá el 2020 con extravagante livestream mundial desde Dubai

Un plan sumamente ambicioso para despedir este año tan malo

Guns N’ Roses confirma gira por estadios para 2021

Un total de ocho fechas fueron anunciadas por la banda

Bad Bunny dió positivo a COVID-19; ya se recupera de manera favorable

El cantante boricua tuvo que cancelar su presentación en los #AMAs