¡Escucha “Las Batallas”, el nuevo disco de Porter!

¡Escucha “Las Batallas”, el nuevo disco de Porter!

24 mayo, 2019 Desactivado Por Andrés Solis




 




Como ya lo habían anunciado desde el año pasado, la banda tapatía Porter estaba preparando un gran proyecto. El día de hoy podemos contemplar este gran proyecto en su totalidad.

Durante el año pasado, Porter lanzó Las Batallas del Tiempo, un EP que fungió como la primera parte de lo que sería su cuarto álbum de estudio. Con este EP, obtuvieron un enorme recibimiento por parte de los fans en todo el país.

La media noche del 24 de mayo pudimos escuchar completo su nuevo álbum: Las Batallas.

Las Batallas comienzan con las primeras cuatro canciones de Las Batallas del Tiempo, que, como mencionamos hace un tiempecillo, relatan lo más recóndito del ser humano. Estas cuatro piezas están bañadas en dudas, existencialismo, filosofía y relativismo, y tal parece que esa sería la temática completa del álbum.

Me enfocaré en hablar a partir de la canción número cinco del álbum, aunque también hablaré de las primeras cuatro rolas (por si no las leíste, aquí te dejamos las notas de Bandera ¿Qué Es El Amor?).

El álbum abre de una manera tranquila, aunque realmente fuerte. ¿Qué Es El Amor? busca encontrar la respuesta a dicha pregunta filosófica que nos hemos hecho como especie desde hace milenios, y no sólo se queda allí, aborda perfectamente la relatividad del ser humano. La incertidumbre acompaña a Porter durante todo el álbum, pero en esta canción es más evidente.

Me enamoré de Pájaros al ver su videoclip. Una estética psicodélica y glitch acompañan este material audiovisual. El significado de la canción aborda directamente la pérdida de alguien o algo que amamos. Los arreglitos y la atmósfera presentes en la canción nos dejan un rastro de nostalgia conforme avanza la canción, y la tonalidad de la voz de David nos deja un sabor amargo de boca, ya que se nota una duda y desesperación. “El tiempo cura todo…  no es cierto.”

El tercer tema de Batallas es uno de los favoritos de muchos. Bandera fue el primer sencillo que pudimos escuchar de este nuevo material, y en el que podemos apreciar un arrepentimiento y dolor hórrido, acompañado de suaves guitarras melódicas y sintes llenos de sentimientos desgarradores.

El bajo inicial de Himno Eterno crea un ambiente triste y melancólico dentro de la misma canción, y al escuchar la letra, confirmamos esto. En esta canción no pude notar nada más que un dolor al extrañar a alguien que ya no está.



A partir de aquí, comienzan los temas nuevos, y Chesko nos da la bienvenida a esta segunda parte de Las Batallas. En lo personal, y sin quitarle méritos a esta gran banda, esta canción es la más floja del disco. No aporta nada relevante pero sin duda lo instrumental es tan saturado como me agrada. Todos los instrumentos van en sintonía de una manera brillante.

Otro intro en bajo y synth excepcional por parte de los tapatíos. En este sexto tema titulado Arcade el autor se desprende de una red a la que había estado estancado durante mucho tiempo. Da el siguiente paso para beneficio propio. Se aleja de aquello que le hizo tanto daño.

Sinceramente, al leer el nombre del séptimo track del disco, pensé que la estética de éste sería algo más tierno y kawaii, pero es todo lo contrario. Konnichiwa relata el encuentro del autor con la muerte, y como éste primero se hace a la idea de que su tiempo ha terminado, y más que llorar por su partida de este mundo, plantea algo rotundamente diferente, celebrar la muerte. Una analogía un tanto extraña tomando en cuenta el contexto filosófico y religioso en el que se rige nuestro país, pero es demasiado acertada según otras culturas.

Se acerca el final de Las Batallas, y la esencia del álbum comienza a relajarse muchísimo, dejando de lado la tristeza por algo aún más alegre y colorido, sin dejar de lado la incertidumbre en la que está regida el álbum entero. El nihilismo se hace presente en Hombre Máquina, donde se narra la historia de Sergio, un personaje al que desconocemos por completo, pero esto no importa en lo absoluto, como todo. Sergio llega a un punto donde descubre que nada en realidad importa, que nada es importante, por lo que prefiere vivir en “otra realidad”, y aquí entra nuevamente el relativismo. ¿Cuál realidad? La que cada uno quiera elegir.

Cuando Lloro entra una la simpleza y limpieza que hacía falta en el álbum. La encontré como un interludio perfecto para el final que se avecina. Pocos elementos instrumentales y una potente lírica planten una burbuja de serenidad y paz donde nosotros somos los únicos allí dentro. Íntima, triste, pero alegre a la vez.

Las Batallas llegan a su fin con Para Ya, una canción donde, siguiendo la temática del álbum, plante un nuevo comienzo, donde ganó las batallas contra sí mismo y siguió con su camino.



Las Batallas de Porter es uno de los álbumes más filosóficos y humanos que he escuchado en los últimos años. Plantean un mundo interno caótico y lleno de dudas e incertidumbre, como lo es el mismo ser humano. Por la razón anterior, lo considero un disco muy crudo y real, y Porter sabe adaptar estos sentires del ser humano con su atmósfera mágica y llena de espiritualidad.

Porter es una de las bandas más ambiciosas y queridas de la actual escena mexicana. Por ello, y después de abarrotar el Teatro Metropólitan (varias veces), esta vez se disponen a hacerlo nuevamente. El día 9 de agosto presentarán Las Batallas en su totalidad en uno de los conciertos más importantes de su carrera. Los boletos ya están próximos a agotarse, así que no esperes más.