Ultra Music Fest le dio las sobras de sus demás ediciones a los fans mexicanos

Desde que se anunció la edición de Ultra Music Fest en México se esperaba por parte de los fans de la música electrónica una gran producción de uno de los festivales más importantes de este género a nivel mundial, mínimo tenía que ser algo similar al Electric Daisy Carnival, pero no, parece que solo juntaron las sobras de sus demás festivales y las unieron en México.

Empezando con la locación del festival, Ultra suele realizarse en zonas calurosas, tal vez cerca de las playas o en la capital del país, PERO NO, eligieron una temporada fría, en una sede donde el frío suele predominar la mayor parte del tiempo. Después las preventas, la boletera que llevó el evento se quedó corta para el alcance que tiene el festival, o al menos con las ilusiones que tenían los seguidores al comprar sus boletos, un ineficiente sistema que se abarrotó incluso desde antes de que iniciara la preventa.

Uno pensaba como en otros países, con el boleto les darían una clase de regalo como sucede en otros países, pues tampoco, ni una gorra se les regaló a los que compraron en el primer TIER, incluso más caros que EDC México. Pensando, teniendo las ilusiones de que Ultra llegaría con todo su arsenal para hacerle frente a su competencia, no, quedó a deber bastante en cuanto a los artistas confirmados.

Nada nuevo en cuanto a los artistas, o al menos nada innovador, nada de lo esperado, fácilmente su cartel de la primera fase podría ser el de un solo día en el EDC México, queríamos pensar que pues solo eran los primeros artistas confirmados pero tampoco, para la segunda fase del cartel solo agregaron a los demás artistas de los otros escenarios.

Ya solo quedaba esperar el día del evento, a ver que tan bueno se ponía, pero días antes se empezaron a ver imágenes del escenario que se veían muy pequeño y pobre, sencillo, como sin ganas. Llegó el día, el transporte oficial que parte de la Ciudad de México tuvo problemas, pues partían una hora después de lo establecido en los horarios, algunos chóferes no sabían la ruta para llegar al Foro Pegaso, ya entrada la tarde-noche se comenzaron a dar los lamentables actos de bolseo a los asistentes que solo iban a disfrutar de la música.

Ya dentro del lugar, el sonido era entre pasable y malo, durante momentos se saturaba, en otros se escuchaba bien.

Y no apoyamos a EDC México, pero es la competencia de este mismo festival, por eso hay muchos puntos que comparar, pero sinceramente, Ultra no le llegó ni a los talones, quedó a deber mucho a sus fans, nos mandaron las sobras de su producción de otros países.
Suerte a la próxima.

holasaul

Sí me ves en un concierto, saluda.