A 20 años de su estreno, las canciones de Molotov siguen muy vigentes

Anoche regresamos por segunda ocasión al Palacio de los Deportes, ahora para festejar los 20 años del disco de debut de Molotov, disco polémico que a pesar de que les cerró muchas puertas por la censura, sobresalió en el rock latino siendo uno de los mejores discos de los década de los 90’s pues muchos de sus éxitos de la banda provienen mayoritariamente de este mismo disco.




De nuevo el palacio colgaba el letrero de boletos agotados para un concierto de Molotov, pensé que el hecho de haber tocado casi un año antes en el mismo recinto iba a ser que la gente no tuviera la misma respuesta, pero no, todo lo contrario, desde que iba saliendo del metro vi toda clase de gente.

Niños, adultos, punks, godínez, señoras, jóvenes, revendores, hasta un chavo que buscaba desesperado el boleto que se le había caído, pobrecito, seguro no lo encontró, mientras en el cielo una nube gris se acercaba y amenazaba con otra lluvia sumamente fuerte, pero creo que cayó ya estando todos en el concierto.

Molotov es algo así como el vino, no importa que pasen los años, les hace bien pues cada show muestra más calidad, esa sabiduría de saber mezclar viejos temas con los de su último disco, pero primero a lo que veníamos, iniciaron con Que No Te Haga Bobo Jacobo, la pista del Palacio de los Deportes estaba completamente llena, hasta por un momento pensé que la habían sobrellenado, la gente estaba sumamente metida en el concierto, Voto Latino, Chinga Tu Madre, Gimme The Power, Mátata Teté hicieron cantar y armar slam en la pista.

Hubo una pausa pues Randy se había lastimado la rodilla, o algo así durante estas primeras canciones, más de 20 minutos esperamos, pero durante ese tiempo Micky subió a algunos fans a jugar manitas calientes, si enserio, la gente se empezaba a desesperar, ya regresaron con Use It Or Lose It y Randy como si no tuviera nada.

Tras terminado todo el disco ¿Dónde Jugarán Las Niñas? se vino la mezcla de sus éxitos viejos y más recientes, Oleré y oleré y oleré el UHU, Amateur y Lagunas Mentales, pero hubo un momento en que los ánimos bajaron pues como que las canciones no daban para más, como Parásito, DDT o Fuga, después llegó Randy a la guitarra y revivió el asunto, cantó Blame, Frijolero.




Todavía no era suficiente, Dance And Dense Denso y Marciano (cumbia y punk) volvieron a calentar los ánimos. La noche estaba por terminar y tocaron Here We Kum, Changüich a la chichona y terminaron con Rastamandita y tocaron de nuevo Puto, es un clásico para terminar todos sus conciertos.

Por lo que vi, traían una gran producción de video cámaras, por lo que podemos pensar que habrá una re edición de este disco con un CD/DVD con este mismo concierto en el Palacio de los Deportes.




holasaul

Sí me ves en un concierto, saluda.